Theslogan Magazine - Noticias sobre Marketing, Marcas, Publicidad y Social Media

Las cualidades de una gran marca

Google es una de las marcas de Internet más exitosas de la historia y está valorada en 44.2 billones de dólares por BrandFinace.

El buscador, creado por los jóvenes Sergey Brin y Larry Page, fue el gran sucesor de Microsoft como líder del mercado, antes de que apareciera Facebook. Hoy está peleando por ganarse un lugar entre el sector de la telefonía móvil con Apple, otra de las compañías que marcan pauta en la actualidad.

En otros sectores podemos encontrar a Coca-Cola, que encabeza el mercado mundial de bebidas carbonatas desde siempre, también están JPMorgan y HSBC en el sector de la banca, General Electric en la industria tecnológica y Exxon Mobil en los combustibles.

A pesar de las diferencias innegables que puede tener cada una de ellas, todas tienen un factor en común: representan grandes marcas que se mantienen a la cabeza del mercado y con la fidelidad de miles de millones de clientes alrededor de mundo.

¿Por qué? ¿Qué es lo que diferencia a estas grandes marcas del resto? ¿Qué elementos se necesitan para llegar a ser una marca insigne? El portal “Branding Strategy Insider”, que orienta a los líderes del marketing a publicitar empresas, quiso responder estas preguntas enumerando aquellas características que deben tener todas aquellas grandes instituciones. Te invitamos a conocerlas:

Conocimiento

En primer lugar, conocimiento. Según los expertos, el primer requisito es contar con la información necesaria para desplazarse por su sector con gran facilidad, es decir, historia, necesidades de las personas y todo aquello sobre su trabajo.

Además de conocer, una buena marca debe hacerse conocida. Sin esta cualidad, ninguna marca tiene posibilidades de prosperar, ningún consumidor se planteará la compra de una marca, sino no la conoce.

Relevancia

En general las empresas (en especial publicistas y marketers) olvidan que más importa de ellas es aquello que entregan; que su producto sea bueno y que su servicio resuelva las necesidades de quienes lo adquieren. Cuando esto suceda, la marca será percibida como importante para la realización de las esperanzas, deseos y necesidades del consumidor.

Orientado a las personas

Es el cliente quien paga y quien toma la decisión de comprar. Entonces, es hacia él a quien debe estar dirigida la estrategia. Sólo cuando la marca conoce bien a sus clientes y sus necesidades, puede generar grandes ventas y satisfacer plenamente al consumidor.

Diferenciación

¿Te has planteado qué te hace diferente a los demás?, ¿Por qué tus potenciales clientes deben elegir tu marca y no la de tu competidor? Lo más importante ¿Qué le entregas tú, que los demás no? Toda vez que las compañías encuentran aquel “valor agregado” que los hace característicos, podrán ser únicas y reconocibles.

Acceso

Tu marca debe estar disponible cuando se le necesita. Ojala en diversos comercios (Internet, supermercados, móvil) y también la vía pública. Esa es la contra (y beneficio) que poseen las marcas exclusivas, pues no están a disposición de todas las personas, y aunque siempre cuentan con un “target” específico y muy leal, nunca alcanzan la popularidad de las grandes marcas, que son más transversales.

Confianza

Para ganarse la confianza del consumidor, una marca debe ser honesta, auténtica y cumplir siempre sus promesas. Debes pensar en la marca como una persona que cuando se compromete con algo, lucha por completar esa acción. No dejes que sucede lo mismo que el cuento de “Pedrito y el Lobo”, pues cuando llegue el momento de afianzarte, ya no creerán en tus palabras.

Innovación

Esta es la clave de Apple. Con apuestas innovadoras, recientes y que nadie antes había pensado, la compañía de la manzana supo ubicarse entre las mejores del mundo. Eso sí, para innovar necesitas buscar nuevas necesidades, en otras palabras, descubrir aquello que la gente necesita, pero que no sabe que necesita.

Aunque la innovación no es condición “sine qua non” para el éxito de una marca, en un mercado tan competitivo como el actual, las grandes marcas están obligadas a anticiparse a las necesidades del consumidor y sorprenderle con constantes innovaciones.

Simpatía

Una gran marca debe crear conexiones emocionales con el consumidor. Y para conseguirlo, está obligada a compartir valores con sus clientes, tener cualidades admirables y construir una imagen “simpática” de cara al gran público. Twitter y en general las redes sociales, son un estupendo lugar para hacerlo, gracias a la cercanía que se logra con los usuarios.

Fuente: Altonivel

¿Quieres formarte en Marketing Online? Infórmate sin compromiso aquí

Artículos relacionados:


Social Media Revolution 2013

The Effects of Social Media 2013

Social Media Goals for 2013

Did You Know 3.0 Updated

Lo más leído