Theslogan Magazine - Noticias sobre Marketing, Marcas, Publicidad y Social Media

El mercado que se perdió McDonald’s

En Clichy-Sous-Bois, Francia, hay una nueva cadena de fast-food. Se llama BKM, o Beurger King Muslim y se apresta a competir en las grandes ligas atendiendo las necesidades de los musulmanes, que sólo pueden comer respetando las leyes del Corán.

Las cadenas de comida rápida norteamericanas siempre han adaptado sus menús a los gustos y hábitos locales de los pueblos, pero se han perdido un mercado impresionante: la creciente población musulmana de Europa, que sólo en Francia suma cinco millones. Los musulmanes religiosos de Europa, que también incluyen jóvenes modernos con costumbres occidentales, tenían pocas opciones más allá de los ocasionales kioscos de kebab.

El Beurger King Muslim, cuyo nombre es una mezcla entre el tradicional nombre de la cadena norteamericana y la palabra coloquial francesa para decir "árabe": "beur". El logo del restaurante está formado por las letras BKM, que además coinciden con las iniciales de los tres fundadores del restaurante: Morad Benhamida, Abdelmalik Khiter y Majib Mokkedem.

No es el primer intento de ofrecer fast-food halal de estilo occidental. Hay un restaurante llamado MkHalal que desde hace años ofrece hamburguesas halal en los alrededores de Lyon, y un británico de origen pakistaní abrió en Inglaterra y Francia una sucesión de puestos especializados en sandwiches de pollo. Pero Beurger King Muslim tiene el "look and feel" de las grandes cadenas multinacionales.

Hakim Badaoui, gerente del restaurante de Clichy-sous-Bois, explica que la compañía ya tiene 30 candidatos a adquirir la franquicia , la mayoría en Francia. Los dueños ya están trabajando en un segundo restaurante que tendrá el doble del tamaño del primero y tendrá una ventanilla para atender a los autos.

El restaurante adhiere estrictamente a las leyes dietarias musulmanas, que prohíben el consumo de alcohol o sangre, además de cerdo. Toda la carne que se usa en el restaurante proviene de animales sacrificados según los ritos del Corán: el animal debe ser acostado en el suelo y su gaznate debe ser seccionado con un cuchillo de mucho filo para asegurar que queden cortados los tres principales vasos sanguíneos. Luego el animal deberá ser colgado boca abajo hasta que se desangre. Las diferentes salsas y aderezos que usa el restaurante también son vigiladas para asegurar que no contengan rastros de alcohol o grasa de animales no matados según la tradición.

Representantes de un servicio de certificación independiente visitan el restaurante tres veces al día para asegurar que todo es halal. El restaurante contrató, además, a una compañía halal para que haga una salsa secreta para su hamburguesa líder, una muy parecida a la Big Mac llamada BKM.
Hasta ahora, hace 800 transacciones por día. Lo único que podría hacerle fracasar sus planes de expansión es Burger King, que ya los ha contactado a través de abogados.

 

 

Fuente: Mercado


¿Quieres formarte en Marketing Online? Infórmate sin compromiso aquí

Artículos relacionados:


Social Media Revolution 2013

The Effects of Social Media 2013

Social Media Goals for 2013

Did You Know 3.0 Updated

Lo más leído